Volver
El Real Jardín Botánico celebra la llegada del otoño con una muestra de calabazas Jueves, 01 de octubre de 2015 | Gabinete de Prensa

 

►      A la entrada del centro de investigación del CSIC aparecen expuestas distintas variedades que se localizan en la Huerta del Jardín

 

►      La exposición se mostrará a los visitantes hasta la primera semana de noviembre

 

 

Los visitantes que estos días se acerquen al Real Jardín Botánico, en Madrid, serán recibidos a la entrada por una curiosa y singular muestra de distintas variedades de calabaza (Géneros Cucurbita y Lagenaria) que se encuentran en la Huerta del Botánico y con la que este centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) celebra la llegada del otoño. La exposición se mostrará hasta los primeros días del mes de noviembre.

 

En la muestra se presenta una decena de variedades de calabaza, desde la conocida como turbante turco hasta la del peregrino pasando por la de cabello de ángel, la bip max o, lógicamente, la que en las próximas semanas tomará cierto protagonismo, la calabaza de Haloween, según ha explicado Eustaquio Bote, jardinero del Real Jardín Botánico y responsable de la selección de variedades que se muestran.

 

La calabaza es una herbácea rastrera, de la familia de las cucurbitáceas. Se trata de un fruto voluminoso, generalmente esférico, de corteza gruesa y carne pulposa con multitud de semillas. Tiene un 90% de agua, muy pocas grasas y azúcares. Entre todas las variedades encontramos prácticamente todos los colores: rojo, verde, amarillo, negro, gris, blanco, naranja e incluso azul, sucediendo de igual manera con las formas: de botella, alargada, lisa o rugosa.

 

Según su uso, se clasifi­can en comestibles (para humanos y ganado) y ornamentales. Las plantas cuyo fruto es comestible son anuales, aparradas y con raíces aéreas que nacen de los nudos del tallo. Normalmente se emplean en cremas, guisos, potajes o guarnición. La variedad, de color blanco con dibujos verdes y forma esférica más o menos alargada, se la conoce como "Confi­tera de Cidra". Y con su pulpa se prepara el famoso elemento culinario cabello de ángel.

 

Es posible encontrar calabazas en los mercados durante todo el año, aunque las comestibles se restringen de abril a diciembre. Algunas especies tienen flores comestibles, de color amarillo, con los pétalos soldados en forma de campana. Además de su uso ornamental, también son comestibles, rebozadas o en ensalada empiezan a verse en la cocina creativa.

 

 

 

Muestra de calabazas a la entrada del RJB con Eustaquio Bote, el jardinero responsable de la selección. Fotografía: Marisa Esteban. © RJB, CSIC.

Muestra de calabazas a la entrada del Real Jardín Botánico, con Eustaquio Bote, el jardinero responsable de la selección. Fotografía: Marisa Esteban. © RJB, CSIC.

Volver

Para más información:

 


Tel.: 91 420 30 17; Fax: 91 420 01 57
Facebook: @RealJardinBotanicoCSIC
Twitter: @RJBOTANICO
Google+:
+jardinbotanicomadrid

   

Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0