Volver
La diversidad escondida: el caso de Hyphoderma macaronesicum y su especie críptica, H. paramacaronesicum Jueves, 13 de septiembre de 2018 | Gabinete de Prensa

 

►      En un artículo, recién publicado en la revista Fungal Systematics and Evolution, se descubre y describe un nuevo hongo basidiomiceto que hasta ahora había pasado completamente desapercibido: una especie críptica del género Hyphoderma

 

►      Un equipo de investigación del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid, liderado por la Profesora de Investigación M. Teresa Tellería, ha colaborado con otros especialistas de la Universidad de La Laguna para llevar a cabo este trabajo

 

 

 

En los hongos, como en otros organismos, hay un gran porcentaje que puedes reconocer a través de los caracteres morfológicos. Sin embargo, los investigadores se han dado cuenta, gracias a las herramientas moleculares, que bajo una misma morfología pueden aparecer dos, tres, cuatro o más especies. Es lo que se denominan especies crípticas, especies que no se pueden reconocer por la morfología, pero que, cuando se hacen estudios moleculares, se separan en grupos diferentes.

 

De especies crípticas trata el artículo publicado recientemente en la revista Fungal Systematics and Evolution (FUSE) por un equipo de investigación del Real Jardín Botánico-CSIC liderado por la Profesora de Investigación M. Teresa Telleria, del que son integrantes la Dra. M. Paz Martín, investigadora científica, la Dra. Margarita Dueñas, conservadora del herbario del RJB, y el investigador en formación, Javier Fernández-López; además, en este trabajo ha colaborado la Dra. Li-Fang Zhang, durante su estancia postdoctoral en el RJB-CSIC, y han participado dos investigadoras de la Universidad de la Laguna, la Profesora Esperanza Beltrán Tejera y la Dra. J. Laura Rodríguez-Armas. 

 

"En 2012, en el marco de un proyecto sobre hongos corticioides de islas oceánicas, hongos que desarrollan sus cuerpos fructíferos sobre la madera muerta, describimos una especie nueva para la ciencia, Hyphoderma macaronesicum. Analizamos morfológicamente 35 colecciones y obtuvimos la secuencia barcoding, una pequeña región del genoma que se utiliza a modo de código de barras para identificar las especies (en el caso de los hongos la región ITS del ADN ribosómico nuclear)", explica la Dra. Martín.

 

Y añade que, "en aquel estudio vimos que cuatro muestras presentaban algunas diferencias en la secuencia ITS, y en los árboles filogenéticos formaban un pequeño grupo separado (clado A) del resto de las muestras (clado B); sin embargo, no pudimos demostrar con seguridad que correspondían a especies distintas, ya que los ejemplares de uno y otro grupo eran morfológicamente iguales entre sí, tanto por sus caracteres macroscópicos como microscópicos".

 

Dos especies hermanas

 

Durante estos años, el equipo ha estudiado nuevas colecciones y obtenido nuevas secuencias, tanto de la región ITS, como de otras regiones del genoma. Han utilizado distintos métodos de análisis para testar si las colecciones pertenecen o no a dos especies.

 

En primer lugar, efectuaron una identificación preliminar mediante las herramientas que proporciona UNITE, una base de datos de secuencias de ADN ribosómico. En la versión actual de UNITE se obtienen alineamientos automáticos que agrupan las secuencias por grados de similitud; cuando aparecen dos o más secuencias iguales, éstas corresponden a lo que se denomina hipótesis de especies (SH). Al confrontar las secuencias del estudio con la base de datos, se obtuvieron dos SH, que correspondían a los dos clados obtenidos en el trabajo de 2012, uno de ellos correspondía a H. macaronesicum, y el otro a una especie desconocida.

 

También llevaron a cabo análisis filogenéticos, tanto de cada región de ADN por separado, como análisis combinados, entre los que se incluye el denominado "árbol de reconstrucción de especies" (similares a los árboles genealógicos). Todos los análisis separaron las muestras en dos grupos que coincidían con las dos SH obtenidas tras la identificación mediante UNITE. Además, mediante análisis estadísticos reevaluaron los caracteres microscópicos (e.j. esporas, basidios y cistidios); y no se observaron diferencias.

 

"Como sospechábamos desde el primer trabajo, nuestros resultados confirman que bajo el nombre Hyphoderma macaronesicum se ocultaba otra especie, una especie críptica que no puede diferenciarse por caracteres morfológicos, sólo por las secuencias de ADN, a la que hemos llamado H. paramacaronesicum Telleria, M. Dueñas, J. Fernández-López & M.P. Martín. Esta nueva especie crece principalmente sobre madera muerta de especies introducidas (por ejemplo, Nicotiana glauca), mientras que H. macaronesicum se ha encontrado siempre sobre especies autóctonas", señala la Profesora Telleria.

 

Como ha demostrado este estudio, las nuevas tecnologías van a multiplicar el grado de conocimiento de la biodiversidad de los hongos y estas nuevas herramientas de identificación van a permitir desarrollar trabajos de ecología más precisos. Probablemente una de las sorpresas será que la cifra estimada de un millón y medio de especies de hongos, de las que sólo se conocen unos 120.000, se va a quedar corta. El cálculo actual fue una estimación que los datos moleculares están corrigiendo al alza.

 

 

 

M.P. Martín, L.-F. Zhang, J. Fernández-López, M. Dueñas, J.L. Rodríguez-Armas, E. Beltrán-Tejera & M.T. Telleria. 2018. Hyphoderma paramacaronesicum sp. nov. (Meruliaceae, Polyporales, Basidiomycota), a cryptic lineage to H. macaronesicum. Fungal Systematics and Evolution 2: 57-68.

 

DOI: doi.org/10.3114/fuse.2018.02.05

 

 

 

 

Imagen de la base de datos UNITE

 

Imagen de la base de datos UNITE en la que se muestran las secuencias de la nueva especie Hyphoderma paramacaronesicum (SH191352.07FU), la secuencia de referencia corresponde al tipo de la especie.

Volver

Para más información:

 


Tel.: 91 420 30 17; Fax: 91 420 01 57
Facebook: @RealJardinBotanicoCSIC
Twitter: @RJBOTANICO
Google+:
+jardinbotanicomadrid

   

Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0