Volver
Científicos de Ecoflor advierten de que las abejas de la miel no son las únicas en peligro Tuesday, 22 de March de 2016 | Gabinete de Prensa

 

►      Más de una treintena de científicos, entre los que figura los investigadores Pablo Vargas y Alejandro González del Real Jardín Botánico CSIC, advierten del riesgo que supone reducir el declive de las abejas a una sola especie

 

►      "El problema del declive de las abejas no afecta únicamente a la de la miel y acortarlo a esta especie hace que el deterioro de la situación de un gran diversidad de abejas silvestres pase inadvertido", indican en un artículo publicado en Quercus

 

 

El papel beneficioso que los polinizadores silvestres tienen para la producción agrícola está demostrado, si bien el problema del declive de las abejas no puede valorarse en términos exclusivamente económicos, tal y como señalan más de una treintena de científicos del grupo de trabajo Ecoflor sobre ecología y evolución floral de la Asociación Española de Ecología Terrestre (AEET). En primer lugar, porque "estas especies son fundamentales para el funcionamiento y conservación de los ecosistemas más allá de los campos de cultivo" y segundo, porque "la mayoría de las abejas que están en peligro no contribuyen a polinizar cultivos, tan sólo unas pocas especies, las más resistentes, son capaces de prosperar en zonas agrícolas debido al fuerte impacto humano", según recoge un artículo publicado en la revista Quercus.

 

Según informa este grupo de científicos, la abeja de la miel no es representativa de la mayoría de especies de abejas silvestres ya que tal y como apuntan "es de las pocas que forma grandes colonias sociales y que, además, ha sido domesticada por el ser humano desde hace milenios para la actividad apícola". E indican que, especialmente, en nuestro país existe una enorme diversidad de especies de abejas silvestres: "España y toda la cuenca del Mediterráneo, es una de las áreas de mayor diversidad de especies de abejas silvestres, con más de 1.000 tipos de especies, muchas de ellas endémicas".

 

Este artículo señala la importancia de abordar este problema desde un contexto más amplio y no como un peligro que afecta únicamente a la abeja de la miel y a la producción agrícola, y advierten de que "si no es así, estaremos dejando de lado a las especies que más lo necesitan y valores sumamente importantes como la conservación de la biodiversidad". Y añaden que, desde un punto de vista exclusivamente utilitario, ha quedado demostrado que los beneficios de los polinizadores silvestres a la producción agrícola son complementarios a los de la abeja de la miel, así que "sí queremos optimizar la producción de frutos necesitaremos que exista una cierta diversidad de especies ya que, por ejemplo, la abeja de la miel no es buena polinizadora de cultivos como  el tomate", puntualizan.

 

No todas las abejas de la miel morirán

 

Pese a que la mortalidad de abejas de la miel ha aumentado de forma preocupante, los investigadores señalan que su número a escala mundial es estable o está creciendo debido principalmente al aumento de la actividad apícola. Por tanto, según apuntan, "por ahora, la desaparición de las abejas de la miel es improbable y sus números actuales responden más a factores socioeconómicos que ecológicos pero, sin embargo, otras poblaciones de abejas silvestres si que tienen un futuro más incierto". Y añaden que, ante los cambios inducidos por el hombre, muchas de las especies "perdedoras" quedarán reducidas a pequeñas poblaciones o incluso se extinguirán y que, solo las pocas especies "ganadoras" podrán afrontar estos cambios y adaptarse a vivir en ambientes antropizados.

 

No hay una única solución

 

Según indican, "dado que son varios los problemas" también existen varias soluciones. Si queremos recuperar la salud de las abejas de la miel "necesitamos mejores prácticas apícolas, como regular su transporte y alimentación, necesitamos conocer la epidemiología de sus enfermedades y la interacción con los plaguicidas a los que están expuestas", explican. Si lo que queremos es incrementar la polinización de nuestros cultivos, apuntan que "no basta con poner más abejas de la miel sino todo lo contrario", ya que el aumento de abejas de la miel puede ser perjudicial y contribuir al declive de las especies silvestres.

 

Proponen que para conservar las abejas silvestres raras y amenazadas, "necesitaremos conservar sus hábitats y las plantas de las que dependen". Por citar algunos ejemplos, este grupo de científicos propone reducir el uso de plaguicidas, crear paisajes más heterogéneos, campos de cultivo más pequeños y más elementos semi-naturales como setos, bandas florales y "malas" hierbas. "Si mantenemos los jardines urbanos o peri-urbanos biodiversos con flores nativas que florezcan durante todo el año estos pueden convertirse fácilmente en paraísos para las abejas silvestres", concluyen.

 

En definitiva, lo que pretenden con este artículo es reclamar un mayor rigor en la información sobre este complejo asunto y desmentir una serie de mitos para ayudar a enfocar el problema del declive de las abejas en toda su extensión y que en un futuro se puedan tomar decisiones más informadas, según explican.

 

 

Investigadores firmantes por orden alfabético

 

Mohamed Abdelaziz. Universidad de Granada

Oscar Aguado. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Juan Arroyo. Universidad de Sevilla

Ignasi Bartomeus. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) - Coordinador del escrito -

María Begoña García. Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC)

Jordi Bosch. Centre de Recerca Ecológica i Aplicacions Forestals (CREAF)

Maria Bosch. Universitat de Barcelona

María Candelaria Rodríguez Rodríguez. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Ramón Casimiro-Soriguer. Universidad de Cádiz

Maria Clara Castellanos. University of Sussex, Reino Unido 

Jose M. Fedriani. Universidade de Lisboa, Portugal

Luis Giménez. Universidad Rey Juan Carlos

José María Gómez. Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC)

Juan P. González-Varo. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Alejandro González. Real Jardín Botánico (CSIC)

José María Iriondo. Universidad Rey Juan Carlos

Pedro Jordano. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Mª Ángeles Marcos García. Universidad de Alicante.

Ana M. Martín González. Berkeley, USA

Marcos Mendez. Universidad Rey Juan Carlos

Ana Montero Castaño. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Jordi Moya-Laraño. Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA-CSIC)

Eduardo Narbona. Universidad Pablo de Olavide

Luis Navarro. Universidad de Vigo

Eduardo de la Peña. Estación Experimental La Mayora (CSIC)

Francisco Perfectti. Universidad de Granada

André Rodrigo Rech. Universidade Federal dos Vales do Jequitinhonha e Mucuri, Brazil

Anselm Rodrigo. Centre de Recerca Ecológica i Aplicacions Forestals (CREAF)

Luis Santamaría.  Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Anna Traveset. Institut Mediterrani d'Estudis Avançats (CSIC-UIB)

Alejandro Trillo. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Ángel Vale. Universidad de Vigo

Alfredo Valido. Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC)

Pablo Vargas. Real Jardín Botánico de Madrid (CSIC)

José Luis Yela. Universidad de Castilla-La Mancha

 

ECOFLOR es un grupo de trabajo de la Asociación Española de Ecología Terrestre que reúne científicos interesados en la ecología y evolución floral. http://webecoflor.webs.uvigo.es/

 

 

Descargar imagen en alta calidad pinchando sobre ella.


 

Distintas imágenes de abejas.

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0