Volver
La colaboración entre sectores contribuye a rebajar el conflicto del lobo Wednesday, 25 de July de 2018 | Gabinete de Prensa

 

►      El Grupo Campo Grande (GCG) presenta en el Real Jardín Botánico una batería de acuerdos para facilitar la coexistencia entre el lobo ibérico y la ganadería extensiva

 

►      Se busca abordar soluciones prácticas para rebajar el clima de tensión que enfrenta a conservacionistas y ganaderos y que amenaza tanto a la supervivencia de la ganadería extensiva como a la conservación de esta emblemática especie

 

 

Una iniciativa social que integra a ecologistas, ganaderos, cazadores y expertos y denominada "Grupo Campo Grande" se ha presentado hoy en el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid con un documento de acuerdos, alcanzado tras un largo proceso de debate y construcción colectiva por parte de este grupo, que busca reducir el conflicto entre la ganadería extensiva y el lobo ibérico y abordar soluciones prácticas para para rebajar el clima de tensión que enfrenta a conservacionistas y ganaderos y que amenaza tanto a la conservación de esta emblemática especie como a la propia la supervivencia de la ganadería extensiva.

 

El Grupo Campo Grande (GCG) es un grupo de reflexión de carácter nacional, que aborda la coexistencia entre el pastoreo y las poblaciones de lobo ibérico desde las diferentes posturas y enfoques de sus miembros. Surge en 2016 por impulso de la Fundación Entretantos, www.entretantos.org, una entidad que apuesta por la participación social en la conservación del medio rural y natural y cuya labor principal se desarrolla en el ámbito de la agroecología y el apoyo a la ganadería tradicional.

 

Esta organización proporciona diversos recursos para apoyar el funcionamiento del GCG, fundamentalmente un servicio profesionalizado de facilitación y mediación, encargado de dinamizar el trabajo del grupo. A pesar de que sus integrantes proceden de distintos rincones de España (especialmente de las zonas con mayores poblaciones de lobo), las sesiones se desarrollan en un Aula municipal en el Campo Grande de Valladolid, lugar del que toma su nombre la iniciativa.

 

Un trabajo de tres años de debate y estudios para llegar a acuerdos

 

Este Grupo ha dedicado casi tres años, y numerosas sesiones de trabajo, a establecer un territorio común de diálogo y respeto, con el objetivo de aportar soluciones al más simbólico de los conflictos sobre la conservación de la naturaleza y los recursos naturales: la coexistencia entre el carnívoro y el pastoreo. El papel del GCG ha consistido, hasta ahora, en analizar el contexto actual de enfrentamiento entre la conservación del lobo ibérico y la pervivencia de la ganadería extensiva, e ir proponiendo líneas de trabajo e iniciativas de coexistencia desde una perspectiva de colaboración, respeto y entendimiento entre los distintos actores inmersos en esta situación.

 

Para ello, se invitó a un grupo de veinticinco personas de reconocida trayectoria, procedentes de los ámbitos de la ganadería, la ciencia, la conservación de la naturaleza, la caza y el desarrollo rural, con amplia experiencia y conocimiento en el conflicto del lobo. En las primeras sesiones se les propuso formar un grupo estable de discusión, el Grupo CampoGrande (GCG) que pudiera ir planteando nuevas vías de solución a través de acuerdos y consensos.

 

Las personas que participan en el grupo lo hacen, mayoritariamente, a título personal, si bien casi todas ellas consideran clave el papel de las diferentes organizaciones y agentes sociales en su resolución. Por ello, aquellos miembros vinculados con este tipo de organizaciones están haciendo un esfuerzo adicional para lograr su acercamiento, amparando el diálogo y la negociación entre las partes enfrentadas. Sus firmas como autores y autoras de la declaración, muestran tanto su compromiso con el proceso como su generosidad, exponiéndose públicamente con acuerdos y compromisos que, a veces, no se corresponden tanto con sus posturas personales como con su voluntad de reducir el impacto del conflicto.

 

Cada una de ellas, con su trayectoria, su sabiduría y su experiencia constituyen una pieza clave del acuerdo, pero sin duda merece una mención especial el esfuerzo realizado por los ganaderos y ganaderas que forman parte del Grupo Campo Grande. Si se trata de una posición complicada para cualquier persona, ellas suman la dificultad adicional de compatibilizar su actividad con las demandas de la participación en el grupo: viajes, reuniones prolongadas, días enteros fuera de la explotación, etc...

 

Primeros resultados: la Declaración del GCG. Un documento de consenso

 

Los principales resultados de este trabajo, además de los primeros acuerdos alcanzados, se centran en la propia calidad del proceso. El avance más significativo del GCG consiste en que, por primera vez, las partes enfrentadas en este conflicto han podido debatir libremente, en un clima de respeto, confianza mutua y voluntad de solucionar el problema. La creación de un entorno seguro para el diálogo y la negociación es la gran novedad que aporta la declaración, y no tanto las propuestas concretas, cuya implementación tiene un complejo recorrido por delante. No obstante, su mera formulación demuestra que es posible llegar a acuerdos viables entre las partes, en los que las diferentes personas implicadas han cedido en sus posturas para alcanzar el consenso.

 

La necesidad de seguir avanzando ha impulsado a los integrantes del Campo Grande a poner en funcionamiento varios grupos de trabajo, que continuarán desarrollando los aspectos prácticos de las principales ideas expuestas. De forma complementaria, dos nuevos frentes se han abierto de cara a la continuidad de las actividades del Grupo, por un lado, la necesidad de comunicar a la sociedad los avances y acuerdos alcanzados y, por el otro, la incorporación de las autoridades nacionales y autonómicas competentes en la materia a los procesos de deliberación y toma de decisiones, con idea de buscar caminos políticos para favorecer la puesta en funcionamiento de estas soluciones de consenso.

 

El Grupo Campo Grande ha agradecido, finalmente, la colaboración del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid con esta presentación y con otras iniciativas que buscan mejorar la convivencia entre las personas y el medio ambiente.

 

 

 

 

Más información

 

Fundación Entretantos www.entretantos.org


Julio Majadas: 670 011 732 y Pedro M. Herrera: 607 425 024

 

 

 

 

 

Presentación del Grupo Campo Grande en el Salón de Actos

 

Presentación del Grupo Campo Grande en el Salón de Actos del Jardín Botánico.

Fotografías: JGR, RJB-CSIC

 

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0