Volver
#El Botánico te anima a cultivar la lectura en Casa | "La solución del enigma botánico de las quinas" de Joaquín Fernández Sunday, 26 de April de 2020 | Gabinete de Prensa

 

En la prensa nos cuentan que hay que conseguir vacunas contra el COVID-19, pero que antes hay que conseguir antivirales de acción rápida. Y precisamente en el punto de mira está la hidroxiquinoleína, que es un compuesto sintetizado para ciertos medicamentos empleados en la actualidad como antivirales. Antes de esto se usaba como antipalúdico un compuesto natural de la misma familia química (quinoleína) llamado quinina, que fuera aislado en el siglo XIX a partir del árbol de la quina. Pero aún no se sabe a ciencia cierta la eficacia de estos medicamentos con hidroxiquinoleína en humanos.

 

Tampoco se supo durante mucho tiempo el origen del verdadero árbol de la quina. De hecho, el interés por las quinas siempre ha estado rodeado de leyenda y misterio. Para muchos biólogos la historia de las quinas, desarrollada durante los siglos XVIII y XIX, supone una de las aventuras más fascinantes de historia natural de la España de ultramar. Tanto es así que confluyen en ella todos los atractivos para una película histórica de gran éxito. Descubrimiento, dinero, poder, misterio, traición, amor, y mucho más se desarrolló durante la vida de José Celestino Mutis (Cádiz 1732 - Santa Fe de Bogotá 1808), que fue médico y botánico en el virreinato de Nueva Granada cuando ocurrieron los acontecimientos. 

 

Las quinas (especies de Cinchona) son árboles medicinales que producen un alcaloide (quinina) como principio activo. No eran unos árboles más. Las quinas resultaron muy usadas desde los nativos andinos hasta los europeos bien entrado el siglo XIX por ser un antifebrífugo único y proporcionar un remedio eficaz contra las malaria. Tanto era así que se pagaban grandes sumas de dinero por fragmentos de la cortezas del árbol de la quina (cascarillas).

 

Mutis y otros botánicos españoles realizaron una búsqueda frenética por encontrar la especie de Cinchona con más concentración de quinina y por tanto más rentable. Por entonces aparecen en escena el científico alemán Alexander von Humboldt, el famoso naturalista sueco Carlos Linneo, botánicos locales como José Caldas, los planes independentistas de Simón Bolívar y un sinfín de personajes que podrían protagonizar una serie de episodios sobre una de las investigaciones científicas más interesantes de la historia.

 

El aspecto más misterioso de la quina

 

Precisamente el aspecto más misterioso de la quina es desgranado por Joaquín Fernández en su libro La solución del enigma de las quinas, ¿incompetencia o fraude? (Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia, 2019). Este libro está compuesto de 10 capítulos numerados del uno al diez (sin títulos), además de tres adjuntos que son informes y memorias de la época. El argumento principal del libro trata de desvelar el origen del verdadero árbol de la quina y los fraudes que rodearon su adulteración con otras especies con menor concentración de quinina. Por ello era muy importante distinguir cuántas especies tenía el género Cinchona. Y más importante todavía, ¿qué especie contenía la mayor concentración de quinina? La especie más codiciada resultó ser la quina de Loja (Cinchona officinalis), que era un endemismo de las montañas de Loja (actual Ecuador) y de la que se desarrolló un fructífero negocio como cascarilla o polvo, ambos productos fácilmente adulterables.

 

Fernández nos revela que las cascarillas del verdadero árbol de la quina llegaban con asiduidad a la corte de Madrid, que eran depositadas en la Real Botica. No obstante, no faltaron fraudes como consecuencia de un comportamiento científico cuestionable por parte de algunos botánicos. En cualquier caso el libro es mucho más y nos hace un recorrido por la historia de la larga lucha contra el paludismo hasta nuestros días.

 

Todos los descubrimientos botánicos y materiales de plantas durante la era de las expediciones botánicas de la Ilustración eran depositados en el Archivo del Real Jardín Botánico de Madrid. Y allí siguen y se pueden consultar en la siguiente página web: http://www.rjb.csic.es/icones/mutis/paginas/

 

 

El autor

 

Joaquín Fernández fue catedrático de la universidad Complutense de Madrid (UCM) desde 1978. En concreto impartió la asignatura de historia de  la biología durante más de cuatro décadas. Durante este tiempo dirigió 15 tesis doctorales, una de ellas a Alfonso Garmendia (2005) que llevó por título El árbol de la quina (Cinchona spp.): distribución, caracterización de su hábitat y arquitectura. En la actualidad es Profesor Emérito de la UCM y sigue investigando y divulgando resultados científicos.

 

 

 

La solución del enigma botánico de las quinas           Pablo Vargas Gómez

 

La solución del enigma botánico de las quinas  es una recomendación de Pablo Vargas Gómez, Profesor de investigación del CSIC en el Real Jardín Botánico de Madrid. "El período de exploración y reconocimiento taxonómico de los árboles de la quina es de un atractivo botánico único, un hito histórico casi comparable a los descubrimientos botánicos que describió Antonio Pigafetta en su diario durante la primera circunnavegación de la historia (1519-1522). En este libro de las quinas se pone sobre la mesa todos los factores que hicieron del enigma de las quinas uno de los asuntos botánicos de mayor trascendencia en la ciencia de la época. Fernández va incluso más allá y hace un recorrido histórico del uso de plantas para combatir el paludismo, una de las enfermedades que más vidas se ha cobrado en la historia de la humanidad".

 

 

 

 

Pablo Vargas cita en su texto la quina de Loja (Cinchona officinalis) de la que ofrecemos dos dibujos de la colección Mutis que se custodian en el Archivo del Real Jardín Botánico. Su responsable, la conservadora Esther García Guillén, nos cuenta que Mutis las determinó como Cinchona lanceifolia, pero después se ha definido que se trata de C. officinalis. La imagen de la izquierda es Cinchona officinalis L., determinada por José Luis Fernández-Alonso y el dibujo del centro es Cinchona officinalis var. Condaminea (Bonpl.) Howard, determinada por Enrique Pérez Arbeláez. La tercera imagen se corresponde con la portada del libro.

 

 

Cinchona officinalis L. JLFA. Archivo RJB-CSIC    Cinchona officinalis var. Condaminea. EPA Archivo RJB-CSIC    Portada del libro de Joaquín Fernández

 

Descargar imágenes pinchando sobre ellas

Archivo del Real Jardín Botánico-CSIC

 

 

 

 

 

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0