Volver
La biodiversidad genética de las estepas europeas, amenazada por el cambio climático Wednesday, 29 de April de 2020 | Gabinete de Prensa

 

►    El calentamiento global y la acción humana, en especial la agricultura intensiva, están poniendo en peligro a la fauna y flora del segundo bioma más extenso del planeta, según se demuestra en un estudio publicado en Nature Communications

 

►    El trabajo llevado a cabo por un equipo internacional de científicos con la participación de una investigadora del CSIC en el Real Jardín Botánico aclara también que la diversidad genética de las especies endémicas es anterior a las glaciaciones

 

 

La estepa eurasiática es el segundo bioma, sin interrupciones geográficas, más extenso del planeta. Se extiende desde las llanuras Pónticas en Europa hasta China, cubriendo un 7% de la superficie terrestre. En relación al número de especies herbáceas por metro cuadrado, es incluso más biodiversa que los bosques lluviosos tropicales. Es también uno de los biomas más amenazados por la acción humana, especialmente por la agricultura intensiva, en territorios como la antigua Unión Soviética.

 

Más allá de la estepa eurasiática, existen algunos fragmentos de pequeño tamaño en el centro y sur de Europa, 'islas-estepa' embebidas dentro de una matriz de bosques caducifolios. La similitud existente entre la flora y fauna de estas 'islas' con su 'hermano mayor', la estepa eurasiática, ha llevado a plantearse que ambas estuvieron alguna vez conectadas. La hipótesis más barajada es que en el pasado geológico reciente, hace 20.000 años, esta estepa se extendía desde el oeste de la Península Ibérica al este de los Cárpatos. El cambio climático -natural y antrópico-, habrían llevado a la desaparición de este bioma, aislando a estas especies en 'refugios climáticos' sin conexión entre sí.

 

En un estudio publicado en la revista Nature Communications y financiado por la Agencia Estatal de Investigación Austríaca, un equipo de científicos formado por botánicos, zoólogos, ecólogos y genéticos, y en el que ha participado la investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Real Jardín Botánico (RJB) Isabel Sanmartín se planteó abordar esta hipótesis utilizando datos genómicos, genética de poblaciones, y modelización ecológica para estimar la distribución potencial y la historia demográfica de los linajes esteparios ("extra-zonales") europeos.

 

"Lo que hace a este estudio tan especial es que no se limita a un solo grupo de organismos, si no que se analizaron seis especies endémicas de animales y plantas de amplia distribución en las islas-estepa, utilizando un muestreo intensivo y aproximaciones metodológicas homogéneas. Esto ha permitido, mediante un enfoque comparativo y criterios estandarizados, determinar si  estas especies comparten una historia evolutiva común y tolerancias climáticas similares", señala Isabel Sanmartín.

 

Seis especies estudiadas

 

Los resultados, tras estudiar tres especies de plantas (Astragalus onobrychis, Euphorbia seguieriana, Stipa capillata) y tres especies de artrópodos (Omocestus petraeus, Stenobothrus nigromaculatus, Plagiolepis taurica), mostraron que, al contrario de lo que se pensaba, las poblaciones de las 'islas-estepa' no son el resultado de un aislamiento reciente de la estepa eurasiática, si no que sus patrones de diversidad genética muestran un origen mucho más antiguo que las glaciaciones.

 

 

 

 

          Euphorbia seguieriana     Astragalus onobrychis     Stipa capillata

 

 

                                Omocestus petraeus       Stenobothrus nigromaculatus

 

 

Imágenes de cinco de las seis especies estudiadas

De izd. a dcha. (arriba) Euphorbia seguieriana -Fotografía de B. Frajman-, Astragalus onobrychis

-Fotografía de Wildlife Travel- y Stipa capillata -Fotografía de Peter Schönswetter-.

Abajo Omocestus petraeus (izd.) -Fotografía de Philipp Kirschner- y

Stenobothrus nigromaculatus -Fotografía de Philipp Kirschner-

Descargar imágenes pinchando sobre ellas

 


 

La modelización de nicho climático demuestran que la supervivencia de estas poblaciones está amenazada por el calentamiento global y la acción antrópica. En conjunto, el trabajo pone de manifiesto el enorme valor conservacionista de las islas-estepa europeas. Se da la disyuntiva que únicamente una pequeña parte de estos biomas está protegido actualmente por la Directiva Hábitat de la Unión Europea.

 

"Mi participación en el proyecto se originó en el hecho de que nuestro equipo había abordado una hipótesis similar -islas-continente aisladas por barreras climáticas-, en África. Algunas aproximaciones metodológicas desarrolladas para el proyecto africano Rand Flora se han aplicado en el de las 'islas-estepa'. Actualmente, trabajamos en otros estudios enfocados a reconstruir la demografía de las especies, si éstas sufrieron cuellos de botella o expansiones demográficas, y si existió un flujo de migración entre los biomas-isla", concluye la investigadora del RJB-CSIC.

 

 

Long-term isolation of European steppe outpots boosts the biome's conservation value. Philipp Kirschner, Eliška Záveská, Alexander Gamisch, Andreas Hilpold, Emiliano Trucchi,
 Ovidiu Paun, Isabel Sanmartín, Birgit C. Schlick-Steiner, Božo Frajman, Wolfgang Arthofer, The STEPPE Consortium, Florian M. Steiner & Peter Schönswetter. Nature communciations.

 

DOI: https://doi.org/10.1038/s41467-020-15620-2

 

 

 

 

 

Paisaje estepario

 

Imagen del valle de Aosta, en los Alpes italianos. Fotografía de Philipp Kirschner

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0