Volver
Madrid reúne la primera colección viva de rosales silvestres de la Península Ibérica Friday, 12 de June de 2015 | Gabinete de Prensa

 

►      El Ayuntamiento de la capital ha encargado al Real Jardín Botánico, CSIC la dirección y coordinación de este proyecto que persigue formar una colección que sirva para su exhibición y como vivero para generar otras colecciones posteriores

 

►      El marco taxonómico para el desarrollo del trabajo se fijó según la síntesis del género Rosa L. publicada en la obra Flora iberica que reconoce 31 especies en el territorio de la Península Ibérica e Islas Baleares

 


Madrid reunirá la primera colección viva de rosales silvestres españoles gracias a un proyecto que el Ayuntamiento de la capital ha renovado con el Real Jardín Botánico, CSIC, que dirige y coordina este trabajo a través de la Unidad de Horticultura, en colaboración con los botánicos Nicolás López y Joel Calvo e investigadores del proyecto Flora iberica. El objetivo final es formar una colección de ejemplares vivos de rosas para su exhibición así como crear un vivero para generar otras colecciones posteriores.

 

La Dirección General del Patrimonio Verde del Ayuntamiento de Madrid decidió reunir una colección viva de rosales silvestres españoles en 2009, porque si bien en los jardines de nuestro país existen buenas colecciones de variedades de cultivo de rosas, no hay ninguna de especies silvestres españolas. Las rosas silvestres son las primeras parentales de los híbridos de cultivo y en España se conserva una buena representación de las especies originales que han dado lugar a los cultivares. De hecho, la Comunidad de Madrid alberga algunos de los rosales silvestres más importantes del país. Ahora, varios años después, ha vuelto a renovar este proyecto con el Real Jardín Botánico.

 

El marco taxonómico para el desarrollo del trabajo se ha fijado según la síntesis del género Rosa L. publicada en la obra Flora iberica (Silvestre y Monserrat, 1998) que reconoce 31 especies en el territorio de la Península Ibérica e Islas Baleares.

 

Material recolectado en varias comunidades autónomas

 

Según ha explicado la conservadora de colecciones del Real Jardín Botánico e integrante del proyecto, Silvia Villegas, tras estudiar, primero, los taxones del género Rosa L., en la obra Flora iberica y, a continuación analizar la distribución de las especies en la Península Ibérica, tomando como referencia el proyecto Anthos (www.anthos.es), "se llevó a cabo un muestreo geográfico recolectando material en varias comunidades autónomas para abarcar la mayor diversidad de especies posible".

 

"En cada municipio se ha estudiado la diversidad morfológica de los rosales que aparecían, seleccionando aquellos que cumplían las mejores condiciones taxonómicas y fitosanitarias", ha añadido Silvia Villegas. El muestreo se ha llevado a cabo en las provincias de Cuenca y Guadalajara (Castilla-La Mancha); Girona (Cataluña); Huesca y Teruel (Aragón); Segovia (Castilla y León); y Madrid. En total se han recolectado 31 especies del género Rosa L.

 

La conservadora de colecciones vivas del RJB ha recordado el trabajo realizado en este proyecto por los botánicos formados en este centro del CSIC, Nicolás López, en 2009, y Joel Calvo, en 2014, aunque en la actualidad ya no desarrollan su labor investigadora en el Jardín Botánico.

 

El material recolectado se encuentra en el Real Jardín Botánico, donde se llevan a cabo los trabajos de propagación y cultivo. Tras una selección de los esquejes y su posterior etiquetado se ha realizado la plantación de los rosales en macetas. El problema de recoger el material en verano es que disminuye la capacidad de esquejado que unido al transporte del material, sobre todo en las largas distancias, ha ocasionado que algunas de las especies no hayan enraizado por lo que deberán ser reemplazadas.

 

Una parte de la colección ya se puede visitar tanto en el Real Jardín Botánico como en la Rosaleda del Parque del Oeste, también en Madrid.

 

100 especies del género Rosa L.

 

La familia Rosaceae comprende unos 115 géneros y unas 3.500 especies que se distribuyen por todas las regiones del mundo, aunque son más frecuentes en regiones templadas que en las frías y tropicales. Es una familia botánica de gran importancia económica en el ámbito de la alimentación, la ornamentación y la medicina. A su vez, el género Rosa L. está formado por unas 100 especies que se localizan de forma mayoritaria en las zonas templadas del hemisferio Norte.

 

En la Península Ibérica los grupos que presentan los mayores problemas taxonómicos pertenecen a los complejos de Rosa canina y Rosa dumalis, con gran plasticidad y alta tasa de hibridación. Para este proyecto del Ayuntamiento de Madrid, los botánicos antes citados localizaron ejemplares de la primera especie, Rosa canina, en varios parajes de la provincia de Cuenca.

 

En el paraje ibérico, las especies de rosas silvestres aparecen de forma más natural en las orlas espinosas de los bosques caducifolios, en claros y zonas de transición entre diversos hábitat. Las llamadas rosaledas aparecen en zonas antropizadadas, abandonadas y con influencia ganadera. Las rosaledas suponen un importante recurso alimenticio para muchos animales silvestres, por su alto valor energético, y en los meses de otoño e invierno, cuando otros recursos alimenticios han desaparecido.

 

 

 

Descargar imágenes en alta calidad situando ratón sobre la fotografía

 

 

Varias especies de rosas silvestres

 

 

 

Varias especies de rosas silvestres

Volver
Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017. FAX: +34 91 4200157
Resolución mínima: 1024 x 768 Navegadores: Firefox 1.5/Internet Explorer 6.0